Actividad física

Con espondilitis anquilosante, realizar ejercicio es tan importante como seguir un tratamiento farmacológico adecuado. El gran reto se presenta cuando sientes dolor y aparecen los brotes. Pues bien, a pesar de que la espondilitis anquilosante te lo pondrá difícil, debes saber que, el ejercicio físico adecuado a tu condición y tu nivel, puede ser el gran aliado para ganar en bienestar y mejorar la progresión de tu patología.

Actividad física

¿Por dónde empezamos?

Esa es la primera pregunta: ¿por dónde empiezo?, ¿qué ejercicio puedo hacer con espondilitis anquilosante? Si, además, no eres una persona activa, es posible que te preguntes cómo empezar con un deporte, si nunca te ha gustado o se te ha dado bien. Pues bien, no te preocupes, que todo es posible, hay truquillos para que poco a poco vayas incorporando una actividad física regular a tu vida. ¡Sigue leyendo!

Por otra parte, antes de empezar, sería muy interesante que un fisioterapeuta evaluara tu estado físico. Te dará algunas pautas y te indicará las precauciones que debes tomar antes de desarrollar los ejercicios para estar más seguro antes de empezar.

Tengo más dolor si hago ejercicio

Tengo más dolor si hago ejercicio

A veces, nos ocurre a la mayoría que cuando empezamos a hacer ejercicio, intentamos lo más fácil: apuntarse al gimnasio e intentar hacer ejercicio en máquinas o alguna sesión en la sala de fitness
Ver
Editar Columna Duplicar Columna Añadir Columna Borrar Columna ¿Cómo me engancho a realizar deporte si nunca me ha gustado?

¿Cómo me engancho a realizar deporte si nunca me ha gustado?

Hay varias claves para engancharse a la actividad física. Toma nota
Ver
Tengo miedo a hacerme daño.

Tengo miedo a hacerme daño

Este es uno de los principales temores si no has hecho ejercicio antes o si no has hecho ejercicio después de diagnosticarte espondilitis anquilosante (EA).
Ver
¿Qué actividad física me iría mejor?

¿Qué actividad física me iría mejor?

Las actividades de bajo impacto son las más adecuadas para las personas con espondilitis anquilosante (EA).
Ver
¿Cuál es el mejor horario para hacer ejercicio?

¿Cuál es el mejor horario para hacer ejercicio?

Lo ideal es realizar el ejercicio en el momento en el que tengas menos fatiga y menos rigidez
Ver
¿Y si tengo un brote qué hago?

¿Y si tengo un brote qué hago?

Lo primero es modificar el tratamiento farmacológico según te haya indicado tu médico en caso de brote.
Ver
Plan de entrenamiento

Plan de entrenamiento

Para empezar con la actividad física, es importante que definas tus objetivos y hagas un seguimiento de la consecución de los mismos.
Ver

Autoría y bibliografía de esta sección:

Estos contenidos no tienen un propósito científico, sino de educación en salud. Han sido desarrollados por:

  • Laura Cano, enfermera coordinadora de cuidados e investigadora en la Unidad de Gestión Clínica de Reumatología del Hospital Carlos Haya de Málaga
  • Luis Sala Icardo, médico especialista en Reumatología del Hospital Universitario de Torrejón, Madrid

Los contenidos han sido adaptados por expertos en comunicación en salud y bajo el asesoramiento de la Sra. Laura Flores, responsable de formación a medida, Fundación Pere Tarrés, aplicando la teoría del cambio adaptado, para que los contenidos tengan rigurosidad y ayuden a adquirir conocimientos que tengan un impacto en la vida de las personas que conviven con la EA.

Referencias bibliográficas de la sección:

  • Masiero S, Bonaldo L, Pigatto M, Lo Nigro A, Ramonda R, Punzi L. Rehabilitation treatment in patients with ankylosing spondylitis stabilized with tumor necrosis factor inhibitor therapy: a randomized controlled trial. J Rheumatol. 2011 Jul;38(7):1335–42.
  • Fernández, C., Alonso, C., Rodríguez, S. y Miangolarra, J.C. (2002). Nuevas técnicas en terapia física para pacientes con espondilitis. Rheuma, 3, 17-25.
  • Gall, V. (1994). Exercise in the spondyloathropathies. Arthritis Care Research, 7(4), 215 – 220.
  • Nolte, K. & Van Rensbur, C.J. (2001). The role of exercise in the rehabilitation of ankylosing spondylitis. International SportMed Journal, 2(4), 1 – 12.
  • Grupo de trabajo ESPOGUIA (2016). Aprendiendo a convivir con la Espondilitis Anquilosante. Unidad de Investigación (UI), Sociedad Española de Reumatología, 21-26.
Comparte si te ha gustado
Facebook
Twitter
Email
Imprimir

Síguenos en nuestras redes sociales

® Reservados todos los derechos CEADE • Términos y condiciones

Con la colaboración denovartis-logo