Crea tu comunidad

Te planteamos tres preguntas.

  • ¿Cuentas con personas que te ayuden y te den consejo para sobrellevar tu enfermedad?
  • ¿Compartes con alguien cómo te sientes con respecto a tu espondilitis anquilosante?
  • ¿Hay más gente que esté pasando por tu misma situación que te pueda orientar?

Quizás deberías dedicar un momento a reflexionar sobre algunas de estas cuestiones, ya que puede que la espondilitis anquilosante (EA) en algún momento te haya obligado a cambiar tus planes con tu familia o amigos o esté afectando a tus relaciones sociales y no seas consciente de ello.

Cuando aparece una patología crónica, muchas personas tienden a aislarse, pues la enfermedad les obliga a hacer cambios, que modifican la relación con el entorno familiar, los amigos y demás personas con las que compartimos el día a día. Pero también porque, en ocasiones, el esfuerzo para mantener esas amistades o relaciones sociales es mucho mayor cuando la enfermedad se agudiza y algunas veces desistes de hacer planes que se cancelan a última hora por un brote.

Pues bien, es recomendable aprender a conservar y cultivar tus relaciones sociales y buscar una red de apoyo también fuera de tu entorno habitual para que te ayude a sentirte mejor y apoyado, y no te aísles.

También es necesario que tu entorno se adapte a tus nuevas circunstancias y es imprescindible una buena comunicación para afrontar la nueva situación juntos.

Qué vas a aprender

Te proponemos conocer la importancia de contar con una red de relaciones sociales que te sirvan de apoyo en tu día a día, así como aprender a reconocer quiénes son tus pilares fundamentales y cómo enriquecer y ampliar esa red de amistades y relaciones que te pueden aportar mucho en tu vida con EA. ¡Empieza ya!

Conoce a los profesionales sanitarios que han creado estos contenidos.

Una red de apoyo se compone de aquellas personas que forman parte de tu entorno y que te proporcionan ayuda y acompañamiento en tu día a día. La red de apoyo se basa en la familia, los amigos y los compañeros, pero también en los profesionales sanitarios, las asociaciones de pacientes u otras comunidades en
La familia puede influir en el curso de tu espondilitis anquilosante (EA). Esta influencia puede ser positiva o negativa, por eso conviene que conozcas cuáles son las situaciones más frecuentes en la relación con la familia cuando tienes EA o cualquier otra patología crónica. Si eres capaz de identificar la situación y el problema, podrás
Para afrontar los problemas frecuentes en tu entorno y para lograr que tus familiares y entorno cercano comprenda tu situación, tú también debes poner de tu parte, es una tarea conjunta. Así pues, tienes que ayudarles a entenderte. Para ellos es difícil ponerse en tu lugar, llegar a comprender lo que la EA puede influir