Cuídate

Vivir con espondilitis anquilosante (EA) supone un cambio en la vida y la forma de afrontar el futuro. No es sencillo aceptar esta patología crónica, que llega para quedarse y cambiar tu día a día. No obstante, puedes aprender algunas técnicas para cuidarte física y emocionalmente que te ayudarán a que la EA no sea un lastre y no condicione tu futuro.

Es posible tomar el control de la enfermedad y aprender a convivir con ella sin que tu vida cambie por completo. Sólo tienes que aprender la técnica e incorporarla a tu día a día. ¿Aceptas el reto? ¡Pruébalo!