Prepara tu diario de espondilitis anquilosante

Una de las mejores formas de reconocer cómo te afecta una enfermedad es ser consciente de los síntomas que experimentas. Para ello resulta muy útil llevar un diario con notas para identificar semana a semana cuándo has experimentado un síntoma concreto, en qué parte del cuerpo y cómo es exactamente. Si, además, vas anotando tu actividad física o tus cambios en el tratamiento, pasadas unas semanas, podrás identificar si el ejercicio físico y el tratamiento están ayudando a mejorar tus síntomas o no y cuáles de estos cambian cuando cambias tu actividad física o tratamiento.

Prepara tu diario de espondilitis anquilosante

 

Puede descargar este Diario de EA como ejemplo para rellenarlo mes a mes y compartirlo con tu reumatólogo. Es muy sencillo de completar por lo que no te llevará mucho tiempo completarlo. Lo importante es que lo tomes como rutina y cada semana hagas el ejercicio de rellenarlo. ¡Ánimo! ¡pruébalo!