La espondilitis anquilosante, al igual que otras enfermedades crónicas, influye directamente en tus rutinas y en tu día a día. Algunos factores influyen más en la evolución de los síntomas o impiden que realices actividades con normalidad.

Sabemos que la EA no es solo un dolor de espalda, síntomas como la rigidez, el cansancio o la pérdida de movilidad te obligarán a hacer cambios en tu vida, pero no por ello debes darte por vencido. Toma el control de la enfermedad para que tu calidad de vida sea la mejor posible, para ti y para los que te rodean.

Desde Espondilitis con Futuro hemos preparado un decálogo para ayudarte a sobrellevar estos síntomas de la mejor manera posible. ¡Empieza a ponerlos en práctica!

Aprender a gestionar tus pensamientos y emociones te ayudará a cambiar tu visión de la vida con EA. Puede parecer una tarea complicada, pero es posible aprender a manejar las emociones y los pensamientos con una serie de estrategias sencillas. Si, además, consigues aplicar estas técnicas a tu rutina, podrás darle la vuelta a tus
¿Qué me ayudaría a aceptar la espondilitis anquilosante (EA)? Cambiar tu forma de pensar en torno a la EA, dejar de percibirla como una amenaza para tu vida y tu futuro, te ayudará a aceptarla y a que no se desencadenen situaciones de estrés o ansiedad cuando la EA te impida o dificulte desarrollar alguna
Autor

Escribe un comentario