Afronta tu descanso

Afronta el descanso sabiendo que es muy necesario para tu estado de salud. Estudia los problemas y trabaja las soluciones. Puedes mejorar el descanso con gestos sencillos. ¡Anímate a trabajar las medidas para que mejores tu descanso! En pocos días verás el cambio en tu salud.

Autoría y bibliografía