Gestiona el dolor

El dolor de la espondilitis anquilosante (EA)  es “de tipo inflamatorio”.  Suele ser más intenso por la noche y con frecuencia te despierta de madrugada, a las 4 o 5 horas de estar acostado. Al levantarte por la mañana, la rigidez de la espalda es importante y tarda tiempo, a veces algunas horas, en disminuir. Esta rigidez matutina mejora con el ejercicio y tiende a reducirse a lo largo del día.

Con el tiempo, si la inflamación si no está bien controlada, puede desencadenar un proceso por el cual las vértebras llegan a fusionarse o soldarse entre sí, haciendo que la columna pierda su flexibilidad.

Gestiona el dolor

También es frecuente si tienes EA, que el dolor esté causado por la inflamación de las entesis (la zona en la que los tendones se insertan en el hueso). Aunque existen centenares de entesis en todo el cuerpo, las que se afectan con más frecuencia se localizan en los miembros inferiores, especialmente en la zona del talón, causando inflamación del tendón de Aquiles o en la planta del pie. También pueden inflamarse los ligamentos en la cara anterior de las rodillas, en la unión de las costillas por su parte anterior con el esternón, en la posterior con la columna, o en la zona alrededor de la pelvis.

Descubre cómo en los siguientes apartados:

 

Manejo farmacológico del dolor

Para mantener bajo control el dolor si tienes espondilitis anquilosante (EA), tienes que ajustar las pautas de medicación a cómo te encuentras.
Ver

Manejo no farmacológico del dolor

Ante el dolor, es posible tomar otras medidas que no pasan únicamente por el tratamiento farmacológico.
Ver

Autoría y bibliografía de esta sección:

Estos contenidos no tienen un propósito científico, sino de educación en salud. Han sido desarrollados por:

  • Laura Cano, enfermera coordinadora de cuidados e investigadora en la Unidad de Gestión Clínica de Reumatología del Hospital Carlos Haya de Málaga
  • Luis Sala Icardo, médico reumatólogo del Hospital Universitario de Torrejón, Madrid

Los contenidos han sido adaptados por expertos en comunicación en salud y bajo el asesoramiento de la Sra. Laura Flores, responsable de formación a medida, Fundación Pere Tarrés, aplicando la teoría del cambio adaptado, para que los contenidos tengan rigurosidad y ayuden a adquirir conocimientos que tengan un impacto en la vida de las personas que conviven con la EA.

Referencias bibliográficas de la sección:

  • Moix J, kovacs FM. Manual del dolor. Madrid: Paidos; 2009.
  • Grupo de trabajo ESPOGUIA (2016). Aprendiendo a convivir con la Espondilitis Anquilosante. Unidad de Investigación (UI), Sociedad Española de Reumatología, 21-26.