Ayuda a tu cuerpo 

Te has preguntado si…

  • ¿Has podido realizar todas las actividades diarias?
  • ¿Has dormido bien?
  • ¿Has necesitado tomar analgésicos para el dolor?, ¿te han ayudado a mejorar el dolor?

Si has respondido que NO a algunas de las tres primeras preguntas, seguramente necesites trabajar algunos aspectos físicos para mejorar tu bienestar. Reducir tu fatiga, mejorar tu descanso y el dolor asociados a tu enfermedad, así como comenzar a hacer una actividad física apropiada que te permita hacer más llevadero el día a día pueden ser algunos de los aspectos que puedes trabajar, junto con el equipo de profesionales, para sentirte mejor con la espondilitis anquilosante ¿Aceptas el reto?

Qué vas a aprender

Puedes aprender a gestionar tu fatiga y tu descanso, así como a manejar el dolor para ayudar a tu cuerpo a sobrellevar los efectos de la enfermedad y reducir su impacto logrando que te sientas mejor día a día.

Asimismo, aprenderás las claves para comenzar a incorporar la actividad física en tu rutina, así como las técnicas para registrarla y ayudarte a ser constante llevando un control adecuado con arreglo a tus necesidades.

Asimismo, aprenderás las claves para comenzar a incorporar la actividad física en tu rutina, técnicas para registrarla y ayudarte a ser constante llevando un control adecuado con arreglo a tus necesidades.

También serás capaz de preparar adecuadamente la visita con tu reumatólogo para que te ayude a llevar un control adecuado de tu espondilitis anquilosante y para que tú también participes en la toma de decisiones y manejo de tu espondilitis anquilosante.

Tienes mucho que aprender, ¡ponte en marcha cuanto antes y elige tu futuro!

espondilitis-con-futuro5

Conserva tu energia, gestiona la fatiga

¿Por qué me levanto cansado?

que te encuentres cansado al despertar es uno de los síntomas habituales de la enfermedad,
Ver

Mejora tu sueño

El sueño es uno de los aspectos fundamentales para reparar el cansancio y abatimiento.
Ver
Gestiona el dolor

Gestiona el dolor

El dolor de la espondilitis anquilosante (EA) es “de tipo inflamatorio”. Suele ser más intenso por la noche y con frecuencia te despierta de madrugada...
Click Here
Actividad física

Actividad fisica

Con espondilitis anquilosante, realizar ejercicio es tan importante como seguir un tratamiento farmacológico adecuado.
Click Here

Autoría y bibliografía de esta sección:

Estos contenidos no tienen un propósito científico, sino de educación en salud. Han sido desarrollados por:

  • Sra. Laura Cano, enfermera coordinadora de cuidados e investigadora en la Unidad de Gestión Clínica de Reumatología del Hospital Carlos Haya de Málaga
  • Dr. Luís Sala Icardo, reumatólogo del Hospital Universitario de Torrejón, Madrid

Los contenidos han sido adaptados por expertos en comunicación en salud y bajo el asesoramiento de la Sra. Laura Flores, responsable de formación a medida de la Fundación Pere Tarrés, aplicando la teoría del cambio adaptado, para que los contenidos tengan rigurosidad y ayuden a adquirir conocimientos que tengan un impacto en la vida de las personas que conviven con la EA.

Referencias bibliográficas de la sección:

  • Sarriá Santamera A. Promoción de la salud en la Comunidad. Madrid: UNED; 2001.
  • Sudre A, Figuereido IT, Lukas C, Combe B, Morel J. On the impact of a dedicated educational program for ankylosing spondylitis: effect on patient satisfaction, disease knowledge and spinal mobility, a pilot study. Joint Bone Spine. 2012 Jan;79(1):99–100.
  • Grupo de trabajo ESPOGUIA (2016). Aprendiendo a convivir con la Espondilitis Anquilosante. Unidad de Investigación (UI), Sociedad Española de Reumatología, 21-26.